¡ Bienvenidos a Oporto !

Cómo escoger la vajilla ideal para tu mesa?

Cómo escoger la vajilla ideal para tu mesa.

Escoger una vajilla es una decisión importante si calculas que la vas a usar tres veces al día, todos los días de la semana y durante varios años. Así que a la hora de escoger tu vajilla debes tomar en cuenta varios factores:
El material Elige el material en función de su durabilidad, precio, uso y look. Una buena vajilla casi siempre estará hecha en porcelana, un material altamente resistente, con un brillo y blancura que le dan un acabado impecable.  Su proceso casi siempre implica una doble cocción a temperaturas muy altas lo que garantiza una translucidez típica únicamente de la porcelana  y una porosidad minima, lo que garantiza aún mas su resistencia. El bone china que también es un material dedicado a una vajilla formal es una porcelana a la que se le añade cenizas de huesos lo que le añade aun mas resistencia y ese color blanco hueso característico. El gres o la cerámica son combinaciones que se cuecen a temperaturas mas bajas, usualmente en una sola cocción lo que hace que sea mas porosa y de menor resistencia, sin embargo se logran texturas y colores que son muy bonitas y llamativas y perfectas para una mesa mas informal. Define su uso. Idealmente deberías tener una vajilla de diario y otra formal, sin embargo una misma vajilla puede cumplir ambas funciones con algunos cambios al momento de poner la mesa.  Ten en cuenta que las vajillas con bordes en oro y en platino son vajillas que no se pueden usar en microondas y adicionalmente deberían lavarse a mano así que si vives una vida práctica esta no es una vajilla para tu día a día. Haz un análisis de las piezas que necesitas. Usualmente las vajillas finas se venden por puestos. Es decir un grupo de piezas que son las que garantizan que cada comensal pueda tener todo lo que se necesite para comer cualquier tipo de alimento. Pero analiza tus gustos: te gusta tomar el café en taza o en mug? Te gusta tomar la sopa en plato de sopa o en bowl?  Tienes una familia grande o pequeña? Las buenas marcas de vajillas tienen todas las opciones contempladas, por lo que resulta mas fácil comprar una vajilla que se ajuste a ti.
Evita comprar los sets que vienen en caja, pues reemplazar una pieza es casi imposible a menos que compres nuevamente todo el set.
Sé fiel a tu gusto. Tu vajilla te acompaña en tu día a día, por lo tanto es un gran error comprarla dejándote llevar por las tendencias o simplemente escoger una sencilla y clásica para que no pase de moda sin pararte a pensar si te gusta o si se adapta a tu estilo. Lo importante es sentirte a gusto con tus platos, disfrutarlos.
Es realmente un sacrilegio tener una vajilla preciosa que no se usa por miedo a que se rompa.