Josephine Philipsen, una sueca que llegó a Bogotá siguiendo el amor. Esta simpática sueca llegó este año a la ciudad con su novio colombiano, a quien conoció mientras realizaba su master en arquitectura en los Países Bajos. Josephine, quien trabaja como arquitecta paisajista, le presentó a Oporto las típicas albóndigas suecas llamadas ‘köttbullar’; esta receta es muy importante en la cocina sueca y se sirven durante todas las festividades.

Durante la Navidad, la gente trata de hacer que el plato sea un poco más especial añadiendo salsa de arándanos y pepinillos, muchas veces la hacen con distintas carnes como por ejemplo de ciervo. Como éste, es un país que está rodeado por el océano, también se acompaña con pescados como el salmón crudo.

Ella nos cuenta que durante la Navidad, también es una tradición comer ‘smörgåsbord’, el término se refiere a una mesa de estilo bufé con muchos platos pequeños. Un día de Navidad muy típico en Suecia comienza alrededor de las 12 pm del 24 de Diciembre, la familia se junta y toman una ‘fika’, que es el momento en que tomas un break, usualmente con una taza de café o té, y encuentras un producto horneado para acompañarlo.

Junto con el “fika” de Navidad, es tradicional ver en la televisión el especial del Pato Donald, (jaja, ¡que tradición!) eso sí, no debes comer demasiado, porque justo después de que termina, comienza la cena donde comen el plato típico antes mencionado. Luego se dan regalos y bailan alrededor del árbol de Navidad.

Cierra contándonos que por la noche, comen algo llamado ‘knack’, unos dulces típicos con jarabe y azúcar.

Pasa una navidad al estilo sueco preparando lo que mejor saben, las albóndigas:

Ingredientes:

albóndigas

500 g de carne picada

1 cebolla blanca, finamente picada

1 cucharada de mostaza dijon

1 chorrito de leche

1 migas de pan

1 huevo

0.5 cucharadita de especias trituradas

Sal y pimienta negra

Mantequilla

2 cucharadas de perejil picado.

Puré de papas

600 g de papas peladas.

1 chorrito de leche

Pimienta negra

150 g de mantequilla, fría y picada en dados

Salsa cremosa de cebolla

3 cebollas blancas, en rodajas finas

2 cucharadas de mantequilla

1 cucharada de vinagre de vino tinto

1  caldo de carne

3 cucharaditas de sopa dijon

2 dl de crema de leche

Adicional

Salsa de bayas de Lingon. Si no tienes bayas de Lingon, también puedes usar mermelada de grosella negra o hacer tu propia salsa de arándano.

Preparación:

Albóndigas:

– Mezcla todos los ingredientes en un tazón, excepto el perejil. Sazona con sal y pimienta negra.

– Haz las albóndigas  en bolitas no muy grandes y ponlas a freir en mucha mantequilla. Agrega el perejil justo antes de servir.

Puré de papas

– Hervir las papas en agua con sal. Hierve la leche con un poco de pimienta negra.

– Aplasta las papas y mezcla con leche y mantequilla. Agrega un poco de nuez moscada, azúcar y sal.

Salsa cremosa de cebolla

– Cocina la cebolla lentamente en la mantequilla durante al menos 10-15 minutos hasta que se vean translúcidos.

– Agregue el vinagre, el caldo, la mostaza, la crema, una pizca de sal y cocine a fuego lento.

– Sirve todo en un plato y agrega la salsa de bayas lingon y los encurtidos como acompañamiento.

Añade un toque contemporáneo a tu hogar con esta vajilla de Vista Alegre que ha sido creada con un audaz diseño usando la porcelana blanca y reflejando su elegancia única que detalla un aspecto sofisticado tanto en el uso como en la mesa. Una elección consensuada para diferentes ocasiones, formal o relajado, Domo Platino es actualmente uno de los servicios de mesa más deseados de Vista Alegre